30. 11. 2018.

La transformación digital redefine los lenguajes periodísticos

Hoy los lectores consumen las noticias a través de su smatphone y cada vez tienen menos tiempo para informarse. Contar los datos de manera atractiva es la clave para seguir siendo elegidos.

 

Por: Marysol Antón

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Ya nadie duda de que el periodismo está atravesando un cambio. La irrupción de los medios digitales y sus nuevos lenguajes les exige a los profesionales adecuar sus conocimientos, incorporando habilidades que hasta ahora no eran necesarias. De todo esto sabe Pablo Martín Fernández, director de InnovaciónEditorial de Chequeado, quien habló con WINN luego de la última clase del curso de Formato innovadores que dictó para las integrantes de la red que ganaron la beca.

Los lectores están abandonando el papel para convertirse en consumidores mobile, incluso de noticias. “La pregunta de hoy es cómo nos preparamos para hablarles a estas personas que leen en movimiento y que cada vez cuentan con menos tiempo. Tratar de ver cómo contar de la manera más atractiva posible, tanto algo de entretenimiento como de datos duros. Es importante empezar a visualizar cuál es el público máximo al que puede llegar la historia, porque no es lo mismo una nota de créditos hipotecarios que de Showmatch”, aconseja Fernández.

Otro punto importante es la capacitación continua, estar dispuestos a desaprender y aprender. “Hay cursos online, incluso gratuitos, que brindan buena información sobre herramientas digitales. Twitter sigue siendo una fuente de contenido interesante, por ejemplo pueden seguir #ProductoAr, incluso compartir datos usándolo, necesitamos que se sumen más mujeres a hacerlo –agregó el periodista–. También hay que tener la gimnasia de leer sitios de noticias para estar actualizados, dos de los que recomendamos son Poynter y NiemanLab.”

Hacer números

Una habilidad que los periodistas debemos adquirir es la de poder adentrarnos en los procesos de comercialización. Según Fernández, esto posibilita pensar y proponer especiales. “Al tener ideado cómo se puede vender y a qué público llegar es más fácil conseguir el ok para avanzar, sin dudas allana el camino”, define. En este sentido, hay que reconocer que el branded content parecía algo lejano y hoy ya es realidad. “El detalle es cómo lo hacemos, para que el lector sepa que es un contenido esponsoreado –cuestiona el integrante de Chequeado–. En los Estados Unidos es común que esto se aclare. Es un buen Norte seguir siendo lo más ético posible.”

Por último, Fernández resaltó el rol de las mujeres en el periodismo y remarcó que sigue existiendo la brecha salarial y de posiciones en el sector. “Espacios como WINN, y tantos otros, son clave para promover networking y generar proyectos laborales en un mercado en crisis”, aseguró.

Con redacciones que se achican, hoy la capacitación es la llave que abre puertas a nuevos modelos de negocios y lenguajes que son fuentes laborales ahora y en el futuro.