12. 09. 2018.

La importancia del contenido y los nuevos lenguajes

La visita a Argentina tuvo una sazón bien particular: no muchas veces coincide que el recorrido de un grupo de periodistas extranjeros a diferentes medios de comunicación nacionales se tope con una contingencia tan noticiosa en el país huésped.

FacebookTwitterWhatsAppEmail

Sobre la mesa estaban las notas vinculadas a las denuncias de los denominados “Cuadernos de la Corrupción” de la administración K y la durísima situación económica que enfrenta el actual gobierno de Mauricio Macri, que por estos días provoca un masivo cambio de gabinete y una urgente solicitud de ayuda económica al Fondo Monetario Internacional (FMI).

En ese marco, me referiré a nuestro recorrido por dos de los medios con mayor tradición en el periodismo trasandino escrito, y que progresivamente, transitan hacia las nuevas formas de llevar las noticias en busca de nuevas audiencias.

La visita a La Nación, junto con conocer su redacción, estudio de televisión y una de sus reuniones de pauta, nos permitió conocer a Diego Cabot, quien destapó el caso Cuadernos, y en particular, analizar con él la decisión editorial del medio de no esperar publicar los documentos en el papel o versión física del diario, sino que optar por su edición digital para revelar su “scoop”. Si aquello marca un hito en la validación de los soportes web como vía para llevar una primicia al público es algo que está por verse, pero sin duda resulta llamativa la decisión, considerando que en los medios tradicionales chilenos aún existe una relación un poco divorciada entre los contenidos de la web y lo que se lleva en papel, pese a que existen esfuerzos cada vez más relevantes por quebrar esa separación.

Esta opción editorial de La Nación permitió demostrar la relevancia y alcance de los soportes digitales, lo que permitió que varias horas antes que el papel -que tenía una “segunda vuelta” respecto del golpe noticioso inicial- trascendiera las fronteras de la propia Argentina.

Un tono similar se dio en la visita a Clarín, donde el grupo fue recibido por Héctor Gambini, prosecretario de Redacción y Silvia Fesquet, editora jefe de Redacción, quienes con una gentileza y generosidad enorme nos describieron cómo la web del medio se está parando frente a una audiencia que exige cosas diferentes y los esfuerzos para cumplir con esos requerimientos, que tal como el propio Gambini nos señaló, “está construido sobre la base de la prueba y el error”.

¿Cuál es el común denominador de ambas experiencias? Primero, que han logrado leer el cambio de las audiencias y que, por lo tanto, es imprescindible adaptarse a los nuevos lenguajes y soportes en vez de que éstos sean vistos como el “pariente pobre” del papel, entendiendo, a la vez, que pueden transformarse en aliados con una potencia insospechada. Y segundo, que las audiencias siguen -y creo firmemente, seguirán- interesadas en leer, ver o experimentar buenas historias, con sólidos contenidos.

Nuestro desafío es ahora aprender a contárselas de una nueva manera.

Por: Paula Gallardo, periodista de La Tercera/Pulso, Grupo Copesa.